Transgénero neoliberal y prostitución

En la XI escuela de Rosario de Acuña, argumenté que las posiciones favorables a la consideración de la prostitución como un trabajo no se corresponden con planteamientos feministas, sino que responden a otro orden teórico que denomino “Transgénero neoliberal” por estar más cercanos a justificaciones y posicionamientos neoliberales.
El feminismo al politizar “lo personal es político” amplió la agenda política de las mujeres al denunciar la discriminación, la desigualdad y las jerarquías de estatus favorables a los varones. El “transgénero neoliberal, por el contrario, opera con un enfoque sesgado hacia la “identidad de género” y la “subjetividad” en el que no hay espacio para la causa colectiva de la justicia. El giro dado por la teoría “transgénero neoliberal” en el uso de conceptos como “identidad”, “elección”, “subjetividad” y “sexualidad periférica” encaja sin fricción alguna con el avance del neoliberalismo que pretende borrar toda memoria de la igualdad social.